Canciones y otros vasos de whisky

En abril de 2008 conocí a José Manuel Lucía Megías. Bueno, digamos que a partir de ese momento esa persona existió para mí. Pero no recuerdo aquel día por haberle conocido, ni por el libro que ahora sostengo en mis manos. Aquel día tuve la suerte de compartir una velada de poesía junto a varias de las personas que más han marcado mi pasado: un maestro y una amiga. Personas que me enseñaron a pensar, a aprender, a vivir y a escribir como ahora escribo.

Tampoco recuerdo que temas tratamos ese día. Sí recuerdo que pregunté, no se el qué. Tengo la imagen de mi maestro, presentando a este poeta, y la imagen de mi amiga sentada a mi lado en uno de esos pupitres verdes para zurdos.

Más allá de lo vivido ese día, el motivo por el que vuelvo a cantar estas canciones es por unas palabras que me encontré, escritas a lápiz, en la última página en blanco. También es verdad que están escritas las soluciones de dos ejercicios de física, pero eso no es lo que despertó esta sensación de paz, de recuerdo y nostalgia.

Las palabras que escribí en este libro dicen:

“Siguiendo a esos versos que huyen… Que se escapan de esos libros del pasado sin rumbo alguno, esperando su acogida en el dulce cauce de tu imaginación. ”

Quiero pensar que mi yo de entonces, hace diez años, escribió esto para que mi yo de ahora sintiese ese necesario viaje al pasado, ese afán por recordar. Siento decirle a mi yo de entonces que no consigo recordar que me quiso decir, pero quiero agradecerle haber escrito estas palabras que a pesar del tiempo (y de haber estado escritas a lápiz) han conseguido despertar un recuerdo de un tiempo que no fue mejor pero compite por serlo.

En abril de 2008, surgió esto que lees hoy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Relatos Cortos

La obra de Sebastián Iturralde

Bibliofagia

Reseñas y comentarios de libros

Portfolio de Miguel Olmedo Morell

miguelolmedo1988@gmail.com

Poesíainstante

Personal e íntimo

FUTURO DEL AGUA

Líderes mundiales en gestión seductora

La leyenda de Darwan

Blog de la trilogía de La leyenda de Darwan (Saga Aesir - Vanir)

Mundos fantásticos

Reseñas de novelas de fantasía

Eamane Dreams

'Aquí leerás relatos que he escrito sobre mundos de fantasía que surgen en mi mente'

ZIBÂ

Cultural site

Essandra Blog

Vuelve Essandra, con más humor que nunca. (Eso no significa que sea mejor)

El Mundo de Eleanor

Mi experiencia en el mundo mágico de los libros y el arte

La Mansión del Gaviero

Feliz aquel que se ocupa del destino eterno y, como viajero que parte con la luz del alba, se despierta, todavía el alma en el ensueño, y desde la aurora reza y lee. Victor Hugo, Las contemplaciones

Tú QUÉ, Yo CÓMO

Tu ACTITUD será mi MÉTODO

Entre Libros

Blog literario

Yersey Owen

Escribo, luego existo

Más ficción que ciencia

Un blog que está vivo

Andando por mi cabeza

Pensando por Paraguay

Relatos Cortos

La obra de Sebastián Iturralde

Bibliofagia

Reseñas y comentarios de libros

Portfolio de Miguel Olmedo Morell

miguelolmedo1988@gmail.com

Poesíainstante

Personal e íntimo

FUTURO DEL AGUA

Líderes mundiales en gestión seductora

La leyenda de Darwan

Blog de la trilogía de La leyenda de Darwan (Saga Aesir - Vanir)

Mundos fantásticos

Reseñas de novelas de fantasía

Eamane Dreams

'Aquí leerás relatos que he escrito sobre mundos de fantasía que surgen en mi mente'

ZIBÂ

Cultural site

Essandra Blog

Vuelve Essandra, con más humor que nunca. (Eso no significa que sea mejor)

El Mundo de Eleanor

Mi experiencia en el mundo mágico de los libros y el arte

La Mansión del Gaviero

Feliz aquel que se ocupa del destino eterno y, como viajero que parte con la luz del alba, se despierta, todavía el alma en el ensueño, y desde la aurora reza y lee. Victor Hugo, Las contemplaciones

Tú QUÉ, Yo CÓMO

Tu ACTITUD será mi MÉTODO

Entre Libros

Blog literario

Yersey Owen

Escribo, luego existo

Más ficción que ciencia

Un blog que está vivo

Andando por mi cabeza

Pensando por Paraguay

A %d blogueros les gusta esto: