Haciendo el imbécil

Se nos fue el tiempo como arena entre los dedos, a lo tonto, haciendo el imbécil.

Se nos perdieron los besos, las caricias y los gritos ahogados en ese sin fin de mundos imaginarios que solo tu y yo conoceremos.

Nos veremos, de nuevo, y me perderé en tus ojos. Sí, me perderé en esos ojos tristes que tiemblan al recordarnos.  Quiza también me pierda en tus labios pero lo disimularé dando besos a un botellín de cerveza casi vacío.

¿Pensabas que serias la única en intentar robarme besos con la mirada?

Se me encoge el pecho al pensarte, idiota. Y a pesar de todo, aunque no lo creas, aún consigues que me tiemble la voz si intento hablar de ti.

Un comentario sobre “Haciendo el imbécil

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: