Más allá

Todo empezaba en ese instante
en el que me mirabas
como si quisieras hacerme desaparecer
en la profundidad
de tus ojos oscuros.

¿Me creerías si te digo
que volví infinitas veces
para verte como te vi
aquella noche?

Siempre el mismo comienzo.
Fueron tantas
las historias que vivimos…

Ojalá recordases las noches
perdidas
sobre sábanas blancas,
las canciones que inventábamos
sin pronunciar palabra,
los besos que empezaban en tus labios
y seguían rumbo a cualquier parte.

Ojalá recordases los abrazos,
las sonrisas, cómplices,
y aquellas caricias que te erizaban la piel.

Sé que no recuerdas
los eternos paseos cogidos de la mano,
ni el tacto de mis manos
sobre tus mejillas sonrojadas.

Olvidas cada noche
de ese bucle
sin fin
en el que te vivo una y otra vez.

Yo te escribo, cada encuentro,
con la esperanza
de que tú me condenes
a un sin fin de noches bonitas
más allá del mundo
de detrás del espejo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: