Una luz por la ventana

Siento que tu luz
se me escapa en la noche,
cuando aprieta el frío,
partiendo mis madrugadas en dos mitades
distintas
que se llevan consigo pequeños trocitos de ti
y de mí
en navidades pasadas.

No me reconozco frente al espejo
ni sé leer todas las palabras
que tatuaste a besos en mi piel.
Y a veces,
y solo a veces,
puedo recordar tu voz cuando miro al cielo.

Creo pensar que susurras mi nombre
en estas fantasías de ensueño
y que te acercas,
poco a poco,
desde atrás,
para darme un abrazo semitransparente
que me calienta, me muda la piel
y me vuelve loco.

Cuando veo mi rostro reflejado en tus ojos,
irreales pero tuyos,
sigo sin saber quien soy.

Y me lleva el silencio
a balbucear cursiladas en tu cuello,
sintiendo cómo te desvaneces
entre mis brazos,
cuando mis besos se funden
con los primeros rayos de luz
que entran por mi ventana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: