Me es inevitable

Me es inevitable abrazarte
desde atrás
cuanto te veo tan quieta
con la mirada perdida en ese horizonte
infinito
que nos incita a perdernos sobre la arena,
más acá del mar.

No puedo evitar acariciar tu vientre,
sin apenas separarme de ti,
al ritmo descompasado
del murmullo de las olas.

Me es inevitable no esconder mi rostro
en el hueco que me ofrece tu cuello
para sentir
el leve palpitar que provoca cada uno de tus latidos,
este olor a playa y sal sobre tu piel
y el sutil escalofrío que me recorre
cuando siento tu sonrisa
al darte en beso en la comisura de tus labios.

Y respiro.
Aguanto el aire unos instantes
y suspiro.

Me es inevitable pararme a pensar,
por un momento,
si todo esto, sin ti, tendría sentido.

 

Publicado por

AJRP

Escritor de silencios. Formado en el oscuro mundo de las matemáticas. Loco de atar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s