Mi distracción favorita

Me distraigo pensando en las veces que podría haberte llamado y no lo he hecho, recordando la vez que nos quedamos hablando hasta las tantas sin que ninguno quisiera despedirse.

Si pudiese volver atrás en el tiempo, te pediría que siguieses hablando hasta que nos pudiera el sueño…

¿Sabes? Quizá al quedarte sin conversación hubieses decidido cantarme alguna de las canciones que callas.

Me distraigo pensando los posibles encuentros, mientras paseo por las calles que antes pisabas.

Me distraigo con cada verso que leo y me recuerda tu voz.

Me dejo llevar por esas fantasías en las que te tumbas sobre mí y me pides que te acaricie para acabar dibujando sobre nuestra piel.

Me encanta imaginar que te tengo entre mis brazos y que puedo dormirme sin miedo a que no estés cuando despierte.

En definitiva, todas mis distracciones tienen un factor común que me dirige a ti, mi distracción favorita.

Autor: AJRP

Escritor de silencios. Formado en el oscuro mundo de las matemáticas. Loco de atar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s