Cuando estás conmigo

Como una estrella impaciente te miro, desde lejos, con el incipiente deseo de bañarme en tu luz. Prendes todo cuanto soy y arrojas toda tu pasión contenida en esa sonrisa que se contonea con cada paso que das. Me olvido del vértigo cuando estoy contigo. Y me abrazas, cuando te abrazo. Y me besas, sin... Leer más →

Más rojo

Yo estaba donde no tenía que estar y tú pasaste, sin saberlo, por mi lado. Nos encontramos, (tanto tiempo esperando) sin querer. Perdí los años buscándote en libros y en canciones... Y te encontré, en ese momento en el que me miraste y me encontraste por casualidad. Hoy, se me encoge el pecho al pensar en... Leer más →

Y que se pare el tiempo

Desaparecerán los miedos y la vergüenza nos hará reír como con cualquiera de tus chistes malos. Todo lo prohibido se perderá en la noche cuando nos quitemos la ropa. Y que se pare el tiempo... Que mis besos sepan a tus besos, que se confunda tu piel y que no sepa que es tuya cuando... Leer más →

Los colores primero

Aprendí, gracias a ti, a ver los colores esenciales de las cosas, el color real de tus ojos oscuros, el color de la gente y hasta el color que sugiere cada una de las canciones que me cantas. Nunca supe decirte qué color eras para mí. Diría que te mezclabas entre el rojo aterciopelado de... Leer más →

Recuerdos inventados

Hoy he vuelto, solo, a aquella madrugada en la que una estrella sobrevoló, fugaz, nuestras cabezas dejando su estela sobre ti, un corazón desbordado en mi pecho y un beso a punto de escapar de mis labios y que nunca te di. Tiemblo cada vez que recuerdo esa noche. Y sonrío. Triste, pero sonrío al... Leer más →

No quiero olvidarte

No puedo olvidarte. Porque esto va más allá de esos amores que nunca se olvidan, o de esos amores que se quieren quedar para toda la vida. Más allá de un amor de película o un amor de canción. Tú, amor, vas más allá de eso. No puedo olvidarte, aunque me lo pidas. Porque eres... Leer más →

Posdata

No quiero sueños breves ni abrazos que no escapen en suspiros. No quiero palabras que no digan nada ni un silencio si no es para darme un beso. No quiero despedidas breves. Odio nuestras despedidas breves... Quiero un café eterno, abrazado a ti, un silencio de chimenea y un suspiro contenido que me haga estallar... Leer más →

Y espero

Mirar al cielo es como mirar  tus ojos negros. A veces centellean diminutas motas de luz cuando lo miro y se apagan cuando como cuando cierras los ojos al besar mis labios. Miro al cielo, imaginando que miro tus ojos negros. Y cierro los ojos, sonrío y espero.

Para que te sueñes en mis brazos

Me gusta observarte cuando te miras al espejo al salir de la ducha. Recorres tu cuerpo con una mirada fugaz que prende en tus ojos negros y te miras, casi como yo te miro, buscando en ese reflejo invisible del pasado todo lo que veo en ti y tú no percibes. Me gusta observarte cuando... Leer más →

Una luz por la ventana

Siento que tu luz se me escapa en la noche, cuando aprieta el frío, partiendo mis madrugadas en dos mitades distintas que se llevan consigo pequeños trocitos de ti y de mí en navidades pasadas. No me reconozco frente al espejo ni sé leer todas las palabras que tatuaste a besos en mi piel. Y... Leer más →

Música

Hoy el cielo cubre de negro cada palmo de abismo que se abre sobre mi cabeza. Como tus ojos, me atrapan, me enamoran, aunque tengo que confesarte que me enamoré, perdidamente, de tu voz antes de poder ver el brillo de tu mirada. Y llueve. El tintineo de la lluvia me lleva, acribillado a besos... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑