Nuestra historia en blanco

Bendita locura la tuya, tan dulce y tibia que me atrapa y me lleva más allá. Me abrazas y me acercas para que sienta el calor de tu piel. Y cuanto más alto me llevas, más frío es el viento que nos embiste. Nos tambalea. Y cuando ya llegamos a ese punto en el que... Leer más →

Un juego sin fin

Me pediste que jugase contigo mientras te quitabas la ropa. Mi locura, atada sobre tu cama, vibraba con el deseo incontenible de tomarte sobre esas sábanas blancas. Y te acercaste. Siento que me estalla el pecho cuando recuerdo el perfume de tu ropa interior sobre mi rostro durante ese preciso (también precioso) instante en el... Leer más →

Los dragones existen

Tu pelo caía sobre tu hombro izquierdo dejando a la vista una sutil constelación de lunares sobre tu piel desnuda. Sentada sobre una gran roca en mitad de la pradera leías un libro viejo, de hojas desgastadas y portada quebradiza que parecía sonreír en tus manos. Tarareabas una canción que se mecía al ritmo de las... Leer más →

Sueño de chimenea

Me vi sentado frente a una gran chimenea de ladrillo viejo. El crepitar de las llamas hacía estallar diminutas centellas sobre la madera quemada. El color que emanaba era cálido y agradable. No sabría describir la tranquilidad que podía respirar en aquel momento, desnudo, frente a aquellas llamas que hacían el intento de alcanzar mi... Leer más →

Cara de beso

No te veo y ya siento ese calor en tu mirada. Quiero que vuelvas a mirarme de reojo con el deseo contenido y un beso asomándose a tus labios. Y quiero desnudar mi boca sobre tu cuerpo, verme en lo más profundo de tus ojos negros y sentir tu piel estallando al tocar la mía.... Leer más →

Nostalgia

Me quedo sin aire cuando vuelves a mi mente para hacer estallar cada recuerdo contigo en un sin fin de diminutas motitas de luz que me hacen polvo. Y sin aire no hay vientos que beber por ti. Siempre me dejas con la nostalgia partida, con la emoción a flor de piel y con un... Leer más →

Tormenta

Siento que los recuerdos se vuelven contra mí; desgastados y difusos me asaltan y se agitan en mi pecho. Destellos descontrolados que me sobresaltan, te traen de vuelta y dejan esa extraña sensación que no alivia un suspiro. La lluvia sobre tu pelo formaba dulces y diminutas motitas de luz que me sumían en el desconcierto. Es... Leer más →

Escalofrío

Me gusta tu voz y ese extraño modo de dar cuerpo a las palabras que formas tras tus labios. Me gusta ese acento, tan tuyo, que me tiene siempre con esa dulce sensación que se siente al filo de un escalofrío.

Los besos son cosa de dos

Me vuelven los besos perdidos como punzadas en el pecho, me aprietan y me dejan sin aliento. Los besos, siempre, son cosa de dos. Y no los cuento. Nunca sabré decirte si doy más besos que tú o tú me das más a mí. Solo sé que comienzan desde el principio, desde tus labios y... Leer más →

Azul

Siempre me he dejado llevar por el pasado. He sentido cada recuerdo, de nuevo, y lo he sostenido entre mis manos. Yo lo veo como una pequeña esfera, de cristal frío y desgastado con diferentes brillos y matices de color azul. La música que recuerdo y me viene a la cabeza en cada momento me... Leer más →

Confeti

No sabría describirte lo que sentía al pasear entre aquella inmensidad de flores cuyo nombres no conocía. Me resuelta arrogante decir que, simplemente, olía a flores. Pero es así, en aquel lugar olía a flores. Era maravilloso. ¿Sabes el dulce tacto que deja un pétalo cuando lo acaricias sin querer? Es como un destello. Como... Leer más →

Piruleta de fresa

Aquel beso que soñaste. Aquel que te di en los labios y se quedó permanente en ese sutil hormigueo de un prime beso. Aquel que buscabas con los ojos cerrados y que querías sentir sobre tu piel al despertar. Aquel beso, tenía el sabor de una piruleta de fresa.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑